AAMeFe logo

Actualización en Sarcoma Felino

Dr. Mariano Durand Cordero
Durcorvet@HotMail.com

Gato macho europeo, ya rasurado
Foto gentileza del Dr. R. M. Gatti

    Desde hace un tiempo, se están publicando en Internet varias paginas dedicadas al Sarcoma Felino Inducido por Vacunación. En un futuro muy próximo, comenzarán a llegar a nuestros consultorios , clientes con serias dudas acerca de la conveniencia de vacunar o no a sus mascotas y deberemos asesorarlos convenientemente.

    El Sarcoma Felino Post-Vacunal, se debería llamar Sarcoma en Sitio de Inyección, ya que no solo se puede producir por la aplicación de vacunas, sino también por otros medicamentos (dexametasona y amoxicilina, entre otros) .

ANTECEDENTES

   En 1988 la Dra. M. Hendrick de la Universidad de Pensilvania, comienza a notar un aumento de la incidencia de sarcomas en gatos (y solo en gatos). Los tumores diferían en algunos detalles, de los fibrosarcomas observados por ella comúnmente. Estos, se manifestaban en la región interescapular, donde comúnmente se dan las inyecciones de vacunas contra la rabia, coincidiendo con la promulgación de una ley que obligaba a la vacunación antirrábica obligatoria para todos los gatos.

    En enero de 1997, Pfizer Animal Health, publica un trabajo sobre el tema, en el que se destaca que la frecuencia de aparición de estos sarcomas era entre 2,7 y 3,6 casos cada 10.000 gatos vacunados.

    A fines de 1997, se comienzan a distribuir panfletos a través de los veterinarios, que alertaban a los dueños de gatos acerca de este problema.

ETIOPATOGENIA

    La Dra. Hendrick ha propuesto que, en un sarcoma asociado a vacunación :"...la inflamación persistente y la cicatrización de las heridas, interaccionan con algún componente de la vacuna, que trae aparejado la proliferación de fibroblastos y miofibroblastos, que degeneran en una transformación neoplastica, vía un mecanismo aun no conocido".Se sospecha, que además de los fibroblastos, también pueden participar células mesenquimales primitivas, dando la variedad de sarcomas que están ahora asociados con vacunaciones.

    No se sabe, cuál puede ser el factor productor del tumor. Se sospechó en un primer momento de los adyudantes como el aluminio, pero los sarcomas se dan con todos los tipos existentes de vacunas felinas, incluidas las que no los tienen. En ningún caso se ha relacionado la aparición de estos tumores, con la vacuna de un fabricante en particular. Se sospecha que la mutación de genes (p53), estaria relacionada.

    El periodo de latencia, varia de tres meses a tres años; del 10 al 25% de los tumores dan metástasis luego de un año. Las masas presentes en los sitios de vacunación, luego de tres o mas semanas, luego de la inoculación, son granulomas, suelen desaparecer en 1-3 meses, y muy pocos progresan a un estadío neoplasico.

    Las forma mas frecuente de presentación es el fibrosarcoma, aunque se han reportado condrosarcomas, rabdomiosarcomas, sarcoma miofibroblástico, osteosarcoma, histiocitoma fibroso maligno, sarcomas indiferenciados y sarcomas histopatológicamente múltiples.

    No se ha demostrado predisposición por sexo, edad o raza. De todas maneras se sabe que los felinos están mas predispuestos a desarrollar tumores en los sitios de inyección, que las otras especies.

TRATAMIENTO

    El método de elección es el quirúrgico, y las recidivas son muy frecuentes: 86% a los seis meses. El hecho de las frecuentes recidivas aconsejan, que la resección del tumor asegure amplios márgenes, S. Ryan aconseja 3 cm., ya que microscópicamente se extiende mucho mas allá de la masa palpable. Para mejorar el índice de éxito, La Rue y Kithell recomiendan radioterapia, antes y después de la intervención. G. Couto se inclina por la quimioterapia, sin dejar de lado la cirugía; su impresión clínica es que"...los poco diferenciados y agresivos sarcomas asociados a vacunas, responden mejor a la quimioterapia , que los mas diferenciados y mas agresivos sarcomas clásicos". Los tratamientos mas prometedores son en base a carboplatina o adriamicina, teniendo dudosos resultados con vincristina, ciclofosfamida y doxorubicina, debido quizá a la pobre irrigación de la masa tumoral. En Argentina, R.M.Gatti informa que luego de la resección y posterior administración de crotoxina, no se presentó recidiva, en un caso.

¿QUE HAGO CON MIS PACIENTES?

    Los que estamos dedicados a esta profesión, tenemos dos objetivos: 1) Deseamos prevenir la aparición de graves enfermedades y de la muerte, a nuestros pacientes 2) Deseamos no provocarles con nuestros actos, alguna de las anteriores. Desafortunadamente, son pocos los procedimientos que no tienen riesgos y la mayoría de las técnicas que usamos para curar, traen complicaciones iatrogénicas.

    No cabe ninguna duda de que el riesgo que tiene un felino, de adquirir una enfermedad grave o incluso mortal, es muy superior al que tiene un gato, de sufrir de un fibrosarcoma en el punto de inyección, por lo que si bien es importante conocer la relación entre la aplicación y el tumor, no existe ninguna duda sobre el hecho que se debe seguir vacunando; contra rabia ,por motivos de salud publica, contra moquillo por la persistencia del virus y contra la leucemia, por ser el mayor asesino viral de gatos ( Solo se desaconseja vacunar contra la leucemia, en el caso de gatos que sea imposible que contacten con sospechosos de ser Vilef positivos; este es el único caso en que es mayor el riesgo.). Por supuesto, no ha habido ningún problema con vacunas intranasales.

    Por todo esto se ha creado en USA, la Vaccine-Asociated Feline Sarcoma Task Force, coalición de organizaciones veterinarias, que pretende definir la causa exacta, la verdadera importancia del problema, y el tratamiento mas efectivo. Ha publicado 2 folletos informativos para los dueños de gatos que se pueden bajar de Internet y reproducirlos, ambos han sido redactados por el Dr. James Richards de la Universidad de Cornell. La VAFST también ha sugerido dar cada vacuna en un miembro distinto, para poder individualizar mejor a la vacuna causante.

    El grave problema en USA, es que si el gato desarrolla un sarcoma, el profesional puede tener un juicio por no haberle advertido antes al dueño de los riesgos, por esta razón es la gran difusión que está teniendo en estos momentos y que en cualquier momento será recogida en nuestro país, por algún pseudo-entendido en gatofilia y nos acusará a todos los veterinarios de querer ocultar un problema de salud que pone en riesgo la vida de los gatos.

    Todos los comunicados que se encuentran a disposición del público , dejan bien en claro que el único que debe determinar, cuales vacunas dar y cuales no, es el médico veterinario, que atiende a ese gato en particular.

"Por supuesto, que voy a seguir vacunando a mi gata Bonnie, contra la rabia"
Dra. Mattie J. Hendriks.

noviembre de 1998

REFERENCIAS SUGERIDAS

http://www.avma.org/VAFSTF/default.htm

http://www.news.cornell.edu/science/May97/catshots.hrs.html

http://www.comvet.com/html/vaccinationsarcoma.html

http://www.geocities.com/~kremersark/brochure.html

http://www.avma.org/onlnews/javma/jan98/s011598e.htm

Volver al Comienzo

Volver al Menú Principal

©  Copyright 1998 Asociación Argentina de Medicina Felina
Sanchez de Bustamante 2476 (1425), Buenos Aires, Argentina Tel/Fax: (054-11) 480-131-61